093 568 92 28 Atención al cliente Inicio de sesión

¿QUÉ SIGNIFICA EL METAVERSO PARA EL COMERCIO MINORISTA?

Puede que sea la tema de actualidad, pero mucha gente sigue confundida y en algunos casos, muy recelosa del metaverso. Entonces, ¿qué es exactamente este misterioso concepto y qué significa para el futuro del comercio minorista tal y como lo conocemos hoy? ¿Podría ser ésta la experiencia del cliente más envolvente hasta ahora? ¿O es simplemente una moda de los videojuegos?

¿Qué es el metaverso?

En resumen, el metaverso es una red de mundos virtuales en 3D. Las tecnologías que componen esta red pueden incluir la RV (realidad virtual), que consiste en mundos virtuales que siguen existiendo incluso cuando no se está jugando, así como la realidad aumentada, que combina aspectos del mundo digital y del físico. Cuenta con tiendas e inmuebles, y sus «habitantes» eligen un avatar para representarse a sí mismos mientras realizan sus actividades en el metaverso.

Fortnite es quizás el ejemplo más conocido del metaverso dentro de los videojuegos. Lanzado en 2017, el videojuego online se convirtió rápidamente en un fenómeno cultural con 400 millones de usuarios globales, ya que los jugadores buscaban un espacio online pero realista en el que jugar y competir. Los jugadores llevan tiempo acudiendo a conciertos (Travis Scott actuó virtualmente a través de la plataforma en 2020) y comprando mercancía de marca en el juego.

¿Qué significa esto para el comercio minorista?

Teniendo en cuenta que ya se puede comprar sin parar, andar en monopatín en parques de marca y probar coches en una lista cada vez más amplia de «tiendas metaversas» de renombre, como Vans, Gucci, Nike, Hyundai y Burberry, está claro que las marcas se están tomando en serio esta tendencia. En plataformas de videojuegos como Roblox, que cuenta con más de 40 millones de usuarios en todo el mundo, puedes gastar dinero real en bienes virtuales para tu avatar, animados por bitcoin, blockchain y tokens no fungibles. Un bolso Gucci único de Roblox fue revendido recientemente por más de 4.000 dólares: es algo serio.

Las marcas de todos los sectores también están experimentando con el uso de espacios virtuales para mostrar sus productos. En noviembre de 2021, Dyson lanzó una sala de exposición virtual disponible como app a través de la tienda Oculus de Meta que presentaba productos de consumo como sus herramientas de peinado. Mientras tanto, Samsung lanzó una experiencia inmersiva en la plataforma Decentraland que esencialmente recreaba la tienda insignia de alta tecnología de la marca en Nueva York.

El metaverso del comercio minorista se vuelve interesante por la forma en que interactuará, influirá y se fusionará con el mundo real. La experiencia virtual y aumentada presenta nuevas y emocionantes oportunidades para el comercio minorista en forma de consumo y compromiso con la marca.

¿Cómo pueden aprovechar las marcas y los minoristas?

Aquellos que quieran adentrarse e invertir en el metaverso deben estar dispuestos a experimentar y aprender en este espacio en rápida evolución. Nuestro reciente informe Descifrando las tendencias en tienda descubrió que el 49% de los compradores encuestados a nivel mundial considera importante que los minoristas proporcionen información sobre cómo visitar la tienda de la marca en el metaverso o en un espacio virtual similar.

Algunos ejemplos de cómo las marcas y los minoristas pueden introducirse en el metaverso y beneficiarse de él son la oferta de puntos de fidelidad en el mundo virtual que pueden canjearse en las tiendas reales o la inversión en salas de exposición de realidad combinada en las que las funcionalidades de RA en el smartphone proporcionan una experiencia digital inmersiva en la tienda. Otros ejemplos son la posibilidad de que los clientes compren productos físicos y digitales exclusivos del «metaverso» y la creación de juegos interactivos que fusionen tus dos espacios.

Nos guste o no, el metaverso se está convirtiendo rápidamente en una realidad, sobre todo para las nuevas generaciones. Depende de los minoristas si se suben a bordo o no.